The spy who loved me

Una vez más, La Nuestra nos deleita con un clásico… pero esta vez, es casi de serie Z…

La espía que me amó pretende igualar a aquellas maravillas sobre el agente secreto más conocido de la Historia del Cine, pero la verdad es que la interpretación de Roger Moore no le llega ni a la altura del betún ni al 007 más clásico, Sean Connery ni a uno de los más recientes: Pierce Brosnan. Quizás era lo que se estilaba en aquella época, pero se trataba de caer en lo fácil: chica guapa con exceso de laca en el cabello y más chicas guapas, a ser posible, ligeras de ropa, en bikini. Por no hablar de los cutres efectos especiales y lo surrealista e incluso absurdo de la trama: el malo de la peli es capaz de destrozar y arrancar la carrocería de una furgoneta con su dentadura de acero ¡qué mieeeeeeedo! Increíble. Eso sí, debo reconocer que la Banda Sonora es excepcional: Carly Simon interpretando Nobody does it better es una de las razones por las que merece la pena ver la película.

carly-simon

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s