El legendario sello de Detroit, Motown, cumple hoy 50 años

Tal día como hoy en 1959, Berry Gordy Jr., entonces de 29 años, que había dejado la escuela y trabajado como obrero, pidió a su familia 800 dólares prestados. En una pequeña cabaña de Detroit creó la Motown y la convirtió en pocos años en una de las empresas del sector más exitosas de la historia del pop, estandarte inequívoco para la música popular afroamericana tal y como hoy la conocemos, con artistas legedarios como Stevie Wonder, Diana Ross, Marvin Gaye y Smokey Robinson.

Hito contra la segregación racial. Gordy, además, pasará a la historia porque fue el primer negro de Estados Unidos dueño de una discográfica. Con su olfato infalible para el gusto del público hizo entrar en los salones de los blancos a la música de artistas negros y revolucionó con ello para siempre la vida artística del país. El sonido pegadizo de Motown, mezcla de soul y pop, conquistó en los años las listas de éxitos, hasta entonces reservadas a los artistas blancos.

Gordy no estaba guiado sin embargo por una misión política, sino más bien por el frío cálculo económico. De hecho, la primera canción que editó bajo el nombre Motown fue “Money (That’s What I Want)”, “Dinero (eso es lo que quiero), de Barrett Strong: toda una declaración de intenciones.

La clave de su éxito: la empresa familiar. El sello arrancó con trabajo duro, y con las colaboraciones desinteresadas de músicos que con el tiempo se convertirían en leyendas: “En los inicios fichó a Smokey Robinson, que colaboró como cantante, compositor y productor, mientras que The Supremes y The Tempations daban palmas, Marvin Gaye tocaba la batería, Martha Reeves del grupo The Vandellas atendía el teléfono e incluso las hermanas Berry, Anna [futura esposa de Marvin Gaye] y Gwen, junto a su mujer Raynoma, fueron reclutadas”, se puede leer en la biografía oficial del magnate. “Música, dinero, sexo y poder”. Eso era Motown, sin embargo, para el escritor Gerald L. Posner, autor de un libro sobre la compañía.

Su receta fue regentar Motown como una fábrica de éxitos, según las demandas de la ‘joven América’, como si se tratara de una cadena de montaje. Los equipos productores escribían canciones en serie, las tocaban con la banda de la empresa y luego hacían que las cantaran los artistas. Una vez por semana Gordy controlaba todo el material, y todo lo que no era un éxito seguro se desechaba.

es_mi_motown_1_e

La firma consiguió éxito y dinero en un tiempo récord, ya que en el mismo año de su nacimiento, el single “Shop Around”, de los Miracles, obtuvo cifras astronómicas. La pequeña choza de Detroit, llamada Hitsville USA o ‘Ciudad de los Éxitos’, se quedó pequeña. Gordy compró y locales y creó filiales y otros sellos y pronto se convirtió en el empresario negro más rico de Estados Unidos. Hace poco declaró: “La gente se pregunta por qué estoy tan feliz con el 50 aniversario. Es porque hemos protegido el legado de Motown durante 50 años”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s